“Por mi casa, trabajo de sol a sol…”

Para una madre de familia, jefa de hogar, responsable de los hijos, la casa es lo más importante. La casa es el lugar donde cría, educa, protege de las condiciones climáticas, es el refugio que tiene.

A Hogar de Cristo acuden cientos de mujeres por esa casa que servirá de albergue primero y hemos compartido la alegría de muchas familias cuando, con sus ahorros y sacrificios, logran tener una vivienda mejor, es decir, de la caña y madera pasan a una casa de cemento, con divisiones internas e infraestructura sanitaria.

Una experiencia muy grata llevamos a cabo en el Barrio Río Teaone, en Esmeraldas, conformado por 650 familias, 2000 personas aproximadamente, con  una media de cuatro hijos por familia. La principal actividad económica es el comercio que lo ejercen de manera ambulatoria, también se dedican al turismo pero sólo en temporada de playa.

Existe un alto índice de desempleo, la mayoría de los integrantes de la familia son desocupados. Las mujeres trabajan, mayoritariamente en los que haceres domésticos y preparando comida en pequeños comedores; mientras que los hombres son diestros en la pesca, agricultura y albañilería. El ingreso mensual de la familia es, aproximadamente, $140,00.

Hogar de Cristo facilitó en esta zona un proyecto de desarrollo integral, dirigido a hombres y mujeres de la zona en mención, que consistió en el mejoramiento de 40 viviendas, así como un programa de microcrédito y salud. Se realizaron capacitaciones y el resultado fue más allá de lo esperado pues además se reactivó la economía en la  comunidad.

Elizabeth Figueroa, mujer valerosa, fue una de las impulsoras de este proyecto entre las señoras de esta localidad: “Soy madre de cinco hijos, el mayor tiene 20 años, lo tuve muy joven, yo sentía que no había terminado de vivir mi niñez para hacerme cargo de una familia  y en seguida fueron llegando los demás, hasta el último que tiene cinco. Soy una mujer pobre, pero no ha sido un obstáculo para no luchar.

En la casa, la comida ha sido escasa, pero no ha faltado. Los niños han ido a la escuela y muchas veces se iban a pie pelado porque no tenía para comprarles zapatos. Cuando conocí sobre el proyecto motivé a mis compañeras para ser parte del mismo y que participáramos en las capacitaciones y en la reconstrucción de nuestras casas. La mía ya se caía, ésta era la  oportunidad para hacerla mejor, por eso trabajamos en minga, para apoyarnos entre todas.

Fue una dura tarea, me metí de sol a sol para construir mi casa y que fuera confortable para todos. Los materiales, como el ladrillo, se hacían en la comunidad, cuando terminé mi vivienda y vi también la de las otras compañeras sentí alegría, porque logramos el sueño de tener una casa bonita, segura, que protegía a mis hijos. Actualmente lo que gano de la venta de productos por catálogo lo estoy ahorrando para hacer un baño para la familia. Yo creo que si uno lucha, tiene lo que se propone. No hay que perder nunca las esperanzas. Gracias al esfuerzo y sacrificio logré para la familia una casa propia que nadie me puede quitar”.

La historia de Elizabeth, así como la de algunas de sus compañera de comunidad son nuestras primeras experiencias en el proceso de formación del Banco de Materiales, al que vemos como un “Colector de solidaridad”, que promueve el mejoramiento de la calidad de vida, el avance, la superación entre las personas que menos oportunidades tienen para poseer una vivienda digna, mejorada con sus sacrificios económicos, con su trabajo.

Ellos tienen derecho a  reconstruir sus hogares y que éstos constituyan viviendas más propias de nuestra condición humana, dotadas de infraestructura sanitaria.

A la gente no le gusta ser pobre, no le gusta vivir de la caridad de los demás, ellos tienen la dignidad de salir de donde están, ganas de que sus hijos tengan un entorno saludable.

About Hogar de Cristo - Ecuador

Cuenta manejada por el departamento de Comunicaciones de Hogar de Cristo, Ecuador.
This entry was posted in Fuegos que encienden otros fuegos: Historias de Vida and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s