Hogar de Cristo promueve la construcción de un plan habitacional con la participación activa de las familias más pobres de Monte Sinaí

foto montaje familia casa macaho

El proyecto habitacional viviendas “Alberto Hurtado” apunta a construir alrededor de 400 viviendas modulares acordes a las expectativas de los pobres

 

 

El Proyecto Habitacional Participativo denominado Alberto Hurtado, en homenaje fundador del Hogar de Cristo en Chile,  está orientado a aquellas familias más pobres de Monte Sinaí que tenían una casa de emergencia de Hogar de Cristo (casa cura) y fueron desalojadas después del Decreto Presidencial de diciembre de 2010.  Dichas familias, por su escasa capacidad de pago, no logran acceder a los planes habitacionales que se desarrollan actualmente.

Este proyecto, al que están invitados todos los sectores que deseen colaborar, se viene gestando desde hace varios meses. Para ello, se realizaron estudios hasta concebir una propuesta definitiva de vivienda social con materiales resistentes y de larga duración. Macaho es el resultado de este proceso. La unidad habitacional prefabricada con paneles modulares, cuya composición es a base de madera, caña y hormigón, puede ser armada por dos personas en una semana.

Para la  construcción del proyecto Alberto Hurtado se ha destinado una parte de los terrenos que son propiedad de la Organización Jesuita. El área donde se levantarán las denominadas Viviendas Definitivas Modulares o popularmente conocida como Macaho es de aproximadamente 80.000 metros cuadrados (m2). Aunque el solar destinado para cada familia será de entre 78 m2 y 98 m2, el área de construcción básica es de 25 m2. La amplitud responde a la realidad de las familias (numerosas), quienes según sus ingresos y sus necesidades podrán ir ampliando la vivienda y participando de la obra, apropiándose del espacio y su mejora. El modelo de casa definitivo encaja en lo que se denomina Unidad Básica Familiar, de acuerdo con la ONU Hábitat, organismo internacional que define como tal al espacio dividido entre una  sala, un comedor, un dormitorio y una cocina.

“No se trata de entregar la casa llave en mano, sino de involucrar a estos grupos en el propio desarrollo del proyecto (hacer vivir como propio el proyecto) y, así, ir construyendo desde un comienzo tejido social”, refiere el director general, Eduardo Vega, SJ. Es el concepto trabajado en la ONU Hábitat y en varios organismos internacionales, conocido como Construcción Social del Hábitat.

Hogar de Cristo, se plantea un nuevo reto institucional que tiene como fin el contribuir con un HOGAR definitivo, propio y digno.  Al mismo tiempo estamos produciendo otros efectos en la gente, como aportar y adquirir habilidades, poner en práctica el valor de la solidaridad y las buenas relaciones entre vecinos, la cohesión social y organización comunitaria.

“Para nosotros es respuesta profética y eficaz ante la problemática de los desalojos, por ello intervendrán los diferentes procesos de la institución (Vivienda, proyectos comunitarios, Economía Popular y Solidaria, entre otros) en beneficio de los SIN-HOGAR más pobres a los que llevamos en nuestro corazón”, señala finalmente el titular de Hogar de Cristo, corporación que lleva 43 años trabajando al servicio de los más vulnerables.

 

About Hogar de Cristo - Ecuador

Cuenta manejada por el departamento de Comunicaciones de Hogar de Cristo, Ecuador.
This entry was posted in Boletines de Prensa and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s